[pm_ln_panel_header message=”Referentes generales del área” icon=”fa fa-tasks” bgcolor=”#00b7c2″ margin_top=”10″ margin_bottom=”10″]

Precisamente, reconociendo la importancia de los valores culturales y espirituales para nuestro pueblo, los cuales se convierten en bases para nuestras políticas, entendemos que el proceso de construcción y consolidación de la Justicia Propia es una tarea necesaria para la puesta en marcha de nuestra gobernabilidad y el fortalecimiento de los principios de: autonomía, autoridad, identidad y territorio, pilares rectores que deben desplegarse y cohesionar toda la estructura organizativa del Resguardo.
En virtud de lo anterior, consideramos que el área de Justicia Propia es la encargada de orientar actividades relacionadas con el ordenamiento, saneamiento y la ampliación del territorio, así como la elaboración del soporte legal para el tratamiento de conflictos entre comuneros y la aplicación de la autoridad tradicional con el apoyo de la Guardia Indígena Según lo expuesto la propuesta de Justicia Propia se respalda en la Declaración de Principios, la cual busca ejercer autonomía territorial, consolidar el ejercicio de la autoridad tradicional y desarrollar la justicia integral.
Según las sentencias emitidas por la Corte Constitucional, los pueblos indígenas deben ser considerados como sujetos colectivos de derechos y sujetos individuales de deberes, esto implica que es al interior de la comunidad donde se asume la responsabilidad de los actos y es la misma comunidad que determina sus formas de regular el comportamiento de quienes la conforman.